Make your own free website on Tripod.com

Enter content here

Enter content here

Hasta Luego Radioactivo
 
DIEZ años de ser una de las propuestas más significativas en cuanto a radio para los jóvenes, conductores de la talla de Martín Hernández, Olallo Rubio, Iliana Sodi, Warpig, El Rulo, Gonzo, Fernanda Tapia y José Álvarez desfilaron ahí, cientos de promos llenos de creatividad e ingenio, miles de oyentes en toda la república mexicana (los que no vivimos en el DF, no olvidábamos sintonizarla por internet). Esto era Radioactivo, una estación que logró identificarse con los jóvenes, puesto que era echa por jóvenes; nunca olvidaremos el show de Olallo Rubio y su comicidad, quién podrá olvidar los promos donde Radioactivo te mandaba "A La Verga" con la voz de Martín Hernández, o aquel promo que me arrancó mas de una carcajada: "Miniolayo" en donde se satirizaba a un locutor que estaba en Alfa Radio (estación de pop) y que hablaba igual que Olallo; quién olvidará el Mañanero y sobre todo Destroyer. Otro programa de la estación llamado "Las dos horas de Bryan" que se caracterizaba por ser extremadamente raro, y en donde se podían escuchar hasta narcocorridos. Cada que se sintonizaba Radioactivo, era una experiencia diferente, por ejemplo los domingos en la mañana podías escuchar la radionovela de Kaliman y enterarte de las aventuras de este héroe junto a Solin.

Radioactivo fue un concepto contestatario frente a la prefabricación de la radio intolerante y cuadrada con tintes dogmáticos que conocemos, en Radioactivo no había reglas, quizá por eso su éxito, la música que escuchábamos era la que nunca escuchabas y nunca escucharás en la radio mexicana.

Cada que prendías la radio podías escuchar los acordes de rolas como "Song 2" de Blur, o "Black hole Sun" de Soundgarden, y si pensabas que esa era una buena rola de repente te sorprendías por que escuchabas a "Prodigy" con Firestarter, o "Smell like teen spirit" de Nirvana; Radioactivo era una fiesta continua quizá por eso gustaba tanto.

Frente a conceptos prefabricados y con contenidos chatos y estériles (como lo narra el poeta de bolsillo) surgió radioactivo como una de las pocas alternativas para los jóvenes, (la otra opción es Órbita 105.7 que engloba lo que pasa en la escena del rock a nivel nacional) y que cumple con su cometido.

Radioactivo nos deja, las razones detrás de este horror no las sabremos, las suposiciones son muchas, que si Ferriz de Con, que si Vásquez Raña, no lo sabemos, lo único que sabemos es que los jóvenes nos hemos quedado sin una de las opciones más importantes de expresión que se tenían, con Radioactivo se nos va el Amo del Merol, la Barbie Condechi, Miniolallo, y sobre todo las críticas más fuertes a la escena pseudo intelectual coyocoanera y defeña en general.

Imagen Telecomunicación, culpable de este "radiocidio" no se tentó el corazón y decidió quitar del aire el concepto de Radioactivo y tal como lo declaró Olallo Rubio; "Radioactivo desaparece del aire tal como lo conocemos"; esto fue lo único que pudo decir en la última emisión de su programa dando por entendido que hemos perdido una espacio más en aras de los intereses políticos, la prepotencia y el dinero.

Ferriz de Con, malhechor conocido por todos (acuérdense del caso de la dupla Solórzano-Aristegui) una vez más hace de las suyas, preparando el terreno político para el 2006; comprando estaciones sin ton ni son, junto con su jefe Olegario Vásquez Raña, miembro de la mafia conocida como Organización Editorial Mexicana (OEM). La última que hicieron estos dos maleantes fue adquirir mediante una renta la estación 105.1 La radiante de la ciudad de Puebla.

Esperemos que la gente que trabajaba en Radioactivo no deje a un lado este proyecto y mediante las vías necesarias continúe con su trabajo, porque saben de antemano que tienen el apoyo de todos los jóvenes que alguna vez nos reímos y disfrutamos de Radioactivo.

Muchas gracias por las horas de diversión, de sueños y de risas que nos dieron, muchas gracias por hacernos saber que nada está escrito y que los jóvenes somos pieza importante en nuestra sociedad. Muchas Gracias Radioactivo.